Home   Oferta Educativa   Nivel Inicial

Nivel Inicial

Corresponde la etapa de 0 a 6 años del niño y la niña. Período decisivo para el desarrollo pleno como persona y la capacidad de integración. Orienta la formación integral, al desarrollar mediante actividades lúdicas las capacidades cognitivas, lingüísticas, físico – motrices y socio – emocionales…

Aportes del Nivel Inicial para la formación del tipo de egresado y de egresada al que se aspira.

A continuación se expone el perfil del egresado y la egresada del Nivel Inicial. En este perfil se hacen compatibles las necesidades y posibilidades de los niños y de las niñas con las demandas sociales formuladas a través del trabajo pedagógico, de los educadores y las educadoras, en un momento histórico determinado y en unas comunidades específicas.

Para una mejor comprensión de este diseño curricular, se opta por presentar el perfil organizándolo de acuerdo con las mismas dimensiones que se consideraron al presentar las características evolutivas de los niños y las niñas de este Nivel, es decir, cognoscitiva, lingüístico-expresiva, físico-motriz y socio-emocional.

El perfil cognoscitivo de los Egresados y las Egresadas del Nivel Inicial.

  • Que desarrollen su percepción a través de la utilización de todos los sentidos para el reconocimiento de objetos y de sus características, así como la identificación de situaciones y la imitación diferida (en ausencia de modelos) de acciones de todo tipo.
  • Que ejerciten su memoria con la reproducción crítica de situaciones y hechos, la repetición con conciencia de diferentes informaciones y la imitación artística (repetir canciones, poesías, reproducir dibujos…).
  • Que establezcan relaciones de entendimiento con los objetos, animales, plantas y personas de su contexto inmediato.
  • Que hagan compleja su reflexión a través de procedimientos tales como la manipulación de objetos; la observación, exploración, indagación y experimentación de fenómenos; el planeamiento, desarrollo y evaluación de actividades.
  • Que muestren un manejo de las nociones de espacio, tiempo y causalidad, por lo menos a un nivel práctico.
  • Que construyan formas de expresión del pensamiento lógico como la clasificación, la seriación, la numeración, a partir del despliegue del razonamiento transductivo y la superación consciente de las demás características del pensamiento simbólico (egocentrismo, centración, irreversibilidad).
  • Que se expresen creativamente enfrentando problemas o situaciones nuevas, inventando nuevos objetos, relaciones, personas (en juegos o formas reconocidas como artísticas).

El Perfil Lingüístico y Expresivo de los Egresados y Egresadas del Nivel Inicial.

  • Que utilicen el lenguaje corporal o de gestos, gráfico y oral para expresar sus sentimientos, fantasías, pensamientos y experiencias.
  • Que se involucren en representaciones variadas e imaginativas de la realidad, así como expresiones artísticas diversas.
  • Que se involucren en intercambios verbales de todo tipo, que revelen un amplio vocabulario, tanto receptivo como productivo.
  • Que muestren comprensión, por el uso intuitivo, de la gramática de su lengua.
  • Que muestren una tendencia clara hacia la utilización de conceptos.

El Perfil Físico-Motriz de los Egresados y las Egresadas del Nivel Inicial.

  • Que dominen su esquema corporal en posición estática o en movimiento.
  • Que coordinen con precisión la motricidad gruesa y fina.
  • Que manifiesten dominio gradual de su lateralidad.
  • Que dominen las posiciones espaciales orientándose y desplazándose en el medio que los y las rodea.

El Perfil Socio-Emocional de los Egresados y las Egresadas del Nivel Inicial.

  • Hacia la autonomía y fortaleza del yo.
  • Que expresen independencia en la realización de tareas de autocuidado en la vida cotidiana.
  • Que manifiesten atención y concentración en actividades, tanto cotidianas como educativas.
  • Que establezcan relaciones de afecto con las personas, animales y plantas de su contexto inmediato.
  • Que ejerciten el autodescubrimiento y el autoaprendizaje en juegos libres y dirigidos.
  • Que posterguen sus necesidades y deseos en favor de proyectos comunes y de la convivencia armónica.
  • Que se identifiquen y acepten a sí mismos y así mismas, a los y las demás.
  • Que puedan responder a cuestionamientos frente a hechos, ideas y situaciones, tanto individuales como grupales.
  • Que emitan su opinión sobre sus propias acciones, las de los o las demás y las que realizan en conjunto.
  • Que tiendan a prevenir las consecuencias de sus acciones y a actuar en correspondencia con ellas.

De la moral del deber hacia la moral de la responsabilidad.

  • Que se integren en la organización y desarrollo de diversas actividades y trabajos de grupo.
  • Que reflejen conciencia gradual de que forman parte de un grupo y de que son apreciados o apreciadas en el mismo.
  • Que expresen respeto hacia sí mismos y mismas, hacia los y las demás en el proceso de interacción social.
  • Que tomen decisiones apropiadas para su edad y tengan iniciativas con relación al trabajo educativo y a la vida de su comunidad.
  • Que a través de sus palabras como de sus acciones expresen que conocen sus deberes.
  • Que tiendan a decidir en común y cumplir espontáneamente con los compromisos acordados.
  • Que se orienten con disposición de servicio a los o las demás y a la comunidad mediante aportes específicos.
  • Que se ejerciten en la convivencia social y en la cooperación solidaria.
  • Que se identifiquen críticamente con los valores, costumbres y hechos de su comunidad.
  • Que manifiesten interés gradual hacia las culturas propias del país.
  • Que manifiesten interés gradual hacia las culturas de los países latinoamericanos, caribeños y del mundo en general.